Acosol y el Ayuntamiento de Casares garantizarán el agua a las personas con pocos recursos  •	La empresa pública y el Ayuntamiento firman un protocolo para el suministro a usuarios en situación de vulnerabilidad y jubilados

Acosol y el Ayuntamiento de Casares garantizarán el agua a las personas con pocos recursos • La empresa pública y el Ayuntamiento firman un protocolo para el suministro a usuarios en situación de vulnerabilidad y jubilados

publicado en: Noticias Marbella M95 | 0

Marbella, 14 de junio de 2018.- La empresa pública ACOSOL y el Ayuntamiento de Casares garantizarán el suministro de agua a las personas con pocos recursos económicos, evitando así que personas en situación de vulnerabilidad económica no puedan disponer de un recurso vital como es el agua.

Margarita del Cid, presidenta de Acosol y de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental; José Carrasco, alcalde de Casares, y Manuel Cardeña, consejero delegado de Acosol, han firmado hoy un protocolo para asegurar el suministro a usuarios en situación de vulnerabilidad económica y jubilados.

A ese respecto, Del Cid ha señalado que “Tanto desde la Mancomunidad y Acosol como desde el Ayuntamiento de Casares somos sensibles a la condición del agua como bien imprescindible para la vida de las personas, y en orden a la detección y prevención de situaciones susceptibles de protección, así como a la identificación de personas en situación de vulnerabilidad económica, hemos puesto en marcha un protocolo de actuación con el propósito de garantizar el servicio de agua a todas las personas y familias que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica, regulando las actuaciones a llevar a cabo ante situaciones que imposibiliten atender, dentro del plazo previsto, las facturas por el consumo de agua, con el propósito de evitar que se realicen cortes de suministro”.

Por su parte, Manuel Cardeña, consejero delegado de Acosol, ha indicado que “la reciente crisis económica ha empeorado las condiciones de muchas personas que viven en el umbral de la pobreza, provocando que exista población para la que el acceso a los servicios de suministros básicos, entre ellos el agua potable, sea un gasto difícil o imposible de afrontar. Fruto de ello son las situaciones de impago de una factura por abastecimiento de agua, constitutivas de indicio relevante para considerar que una persona se encuentra en una situación económica desfavorable, siendo las entidades gestoras del servicio, como Acosol, una pieza importante para detectar nuevos casos o para evitar la cronificación de los existentes”.

Cardeña ha añadido que “Acosol cuenta actualmente con un fondo social, para atender dificultades en el acceso al abastecimiento de agua de familias en dificultades económicas, con la dotación que para cada ejercicio y por municipios abastecidos en baja, fija la Junta general y que, de una forma genérica, contemplan ayudas a pensionistas jubilados de escasos recursos o con discapacidad; ayudas a familias numerosas, ayudas a asociaciones de carácter social declaradas, ayudas para acceso al abastecimiento de agua de familias en dificultades económicas, y ayudas de emergencia social y para suministros mínimos vitales”.

En cuanto al Ayuntamiento de Casares, en palabras de José Carrasco, su alcalde, “bonificará el pago del recibo del agua de las personas jubiladas siempre que cumplan con algunos requisitos, como estar empadronado en la vivienda en la que se realice la lectura del contador, ya sea en régimen de alquiler o propiedad. Asimismo, la vivienda tendrá que ser su lugar de residencia habitual y, por tanto, quedan excluidas aquellas que aún siendo propiedad estén alquiladas a terceros. También es necesario que los ingresos de la unidad familiar a la que pertenezcan las personas jubiladas no superen dos veces el valor del SMI vigente, si consta de dos o más miembros, y que los ingresos de la unidad familiar a la que pertenezcan las personas jubiladas no superen 1,5 veces el valor del SMI vigente, si consta de un único miembro”.

Además, el alcalde aclara que “el Ayuntamiento solo bonificará un máximo de 15 metros cúbicos al trimestre. Por tanto, la persona beneficiada por estas ayudas tendrá que hacer frente al pago de los metros cúbicos que superen dicha cantidad”.

Ante casos de imposibilidad de afrontar el pago de los recibos de agua de forma temporal o puntual, “Acosol propondrá a la Tesorería de la Mancomunidad de Municipios el aplazamiento o fraccionamiento que corresponda, pero si se cumplen los requisitos establecidos en el Fondo Social de Acosol, podrá atender todo o parte de los intereses con cargo al mismo. Si se tratara de problemas estructurales, continuados o persistentes para hacer frente a los recibos de agua, Acosol remitirá el caso a los Servicios Sociales del Ayuntamiento, para que se valore la situación y se propongan las ayudas económicas familiares, de emergencia social o para suministros mínimos vitales o cualquier otra contemplada en el Fondo Social u otras ayudas aplicables municipales, para darle solución al caso. En todo caso, si Servicios Sociales valora, a priori, que la situación económica de algún usuario es de vulnerabilidad económica y que es susceptible de la tramitación de alguna ayuda económica, se remitirá una comunicación a Acosol al objeto de que se suspendan las posibles acciones de corte de agua que pudieran estar previstas”.