IU CONSIDERA QUE HOY MARBELLA ES “MENOS DEMOCRÁTICA, MENOS PARTICIPATIVA Y MENOS TRANSPARENTE” Y SE PREGUNTA “¿UNA MOCIÓN/TRAICIÓN PARA ESTO?”

IU CONSIDERA QUE HOY MARBELLA ES “MENOS DEMOCRÁTICA, MENOS PARTICIPATIVA Y MENOS TRANSPARENTE” Y SE PREGUNTA “¿UNA MOCIÓN/TRAICIÓN PARA ESTO?”

publicado en: Noticias Marbella M95, Política, San Pedro | 0

Díaz: “Ante esta situación de retroceso hacemos una llamada a la gente que se mueve, a las personas que se organizan, levantan la voz y se movilizan. Desde Izquierda Unida nos ponemos a su lado. Tanto ahora en la oposición constructiva como antes en el gobierno”

Izquierda Unida considera en el Debate Sobre el Estado de la Ciudad que Marbella se encuentra “en retroceso” después de la moción/traición del mes de agosto, y confirma “la decepción” de la ciudadanía porque “Marbella es menos democrática, menos participativa y menos transparente. También es menos sostenible y más insolidaria y clientelar. Con carencias graves en equipamientos sanitarios, culturales, educativos y deportivos. Con muchas necesidades sociales y de empleo. En definitiva, que no son escobas de oro todo lo que reluce”, apunta el concejal-portavoz de IU, Miguel Díaz.

El edil de la formación hace, tras este balance público del estado de la ciudad, “una llamada a la implicación de la gente, porque entendemos que la única lucha que se pierde es la que se abandona, y una llamada al optimismo. Mucho ánimo para la gente de Marbella, San Pedro, Nueva Andalucía y Las Chapas, ya queda menos de un año para las elecciones, para que podamos conformar un nuevo gobierno justo que apueste por la participación, la democracia, la justicia social, la sostenibilidad, que ponga a las personas, sus necesidades y sus derechos, en el centro de la acción política”.

Díaz hace un llamamiento a la “gente que se mueve” porque considera que “hay esperanza”.

El edil recuerda a “las personas que se organizan, levantan la voz y se movilizan. Desde Izquierda Unida nos ponemos a su lado. Tanto ahora en la oposición constructiva como antes en el gobierno. Las familias que defienden comedores escolares dignos y aquellas, como las de “El Castillo”, que piden un comedor escolar que se les niega; los jóvenes que quieren bibliotecas dignas para poder estudiar; los pescadores que quieren un puerto dragado adecuadamente para poder pescar; las mujeres que quieren una sociedad sin machismos ni brechas; la ciudadanía consciente que reclama y defiende los carriles bici que el PP no hace y los que quiere destruir; los pensionistas que quieren su pensión de hoy y la nuestra de mañana; los artistas y creadores que quieren espacios para exponer y oportunidades para expresarse; los comerciantes que quieren que se cuente con ellos para planificar obras que les afectan o defender el espacio público de la ocupación masiva y la gentrificación; los trabajadores, como los de hostelería, que reclaman condiciones laborales dignas; los colectivos que defienden el patrimonio mientras el PP no dedica ni un euro de los 20 millones que dejamos para inversiones sostenibles a mejoras; los jóvenes que piden un Centro Juvenil y a los que no se les atiende; los clubes deportivos que quieren instalaciones dignas para practicar deporte; los vecinos de Las Petunias que reclaman un Parque en una parcela municipal abandonada; los de las viviendas junto a arroyos que no se mantienen en condiciones adecuadas; los animalistas que quieren garantías de sacrificio cero; los vecinos de Las Chapas o Nueva Andalucía que sufren el abandono; todos los vecinos de las barriadas que se han quedado sin las obras que propusieron en los presupuestos participativos; aquellos que defienden los espacios verdes y la biodiversidad…La Marbella que no se resiste y pide paso. Nuestra esperanza”.

INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE MIGUEL DÍAZ EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD:

Decían aquellos versos de Campoamor que “nada hay verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira”. Vamos a quitarnos las gafas de la euforia bajo la que ha hecho su mirada a nuestra Marbella, la alcaldesa del PP en su intervención.

Para Izquierda Unida, las únicas lentes posibles son las que tienen una graduación para enfocar con nitidez la realidad de la mayoría social, de la gente, de las trabajadoras y los trabajadores de Marbella.

Y la realidad que vemos es la de que, a pesar de estar ya en temporada alta, seguimos superando los 10.000 parados. En concreto, 10.426 parados y paradas, y por más que se quiera proyectar euforia, lo cierto es que se está ralentizando la creación de empleo, en el mes de mayo se ha creado un 15% de empleos menos que el mismo mes del año 2017. Y de estos empleos que se crean un 90% son contratos temporales. Es decir, que solo 1 de cada 10 contratos que se han hecho en Marbella en el último mes son indefinidos.

Cuando los 15.686 pensionistas de Marbella han sufrido un robo en su conjunto de 5 millones de euros por los sucesivos recortes del gobierno del PP del ex presidente Rajoy., y la pensión media en Marbella es 63 euros inferior al resto de la provincia.

Todos estos son síntomas de la enfermedad de nuestro mercado laboral. Que sufre la precariedad, los bajos sueldos y la escasa estabilidad. Además de un aumento en la siniestralidad en más de un 8% en el último año.

¿Qué cuál es el estado de la ciudad? ¿Qué Marbella va bien? No será para la clase trabajadora, los pensionistas o los jóvenes que quieren trabajar y acceder a una vivienda.

Y hemos sufrido un claro RETROCESO DEMOCRÁTICO. Hoy Marbella es menos transparente y participativa. Desde el primer momento, PP y OSP comenzaron a desmantelar los mecanismos de participación ciudadana que pusimos en marcha para volver al déficit democrático y al oscurantismo.

Han eliminado la primera experiencia de presupuestos participativos, no han permitido que se consolide un mecanismo de inclusión directa de la vecindad en la toma de decisiones. Han dado un golpe a la democracia participativa traicionando la voluntad y la ilusión de ciudadanos y ciudadanas que han propuesto, debatido y decidido cientos de proyectos de mejora para su ciudad que han sido tirados a la papelera.

Han dilapidado el sobresaliente que nos otorgó la ONG Transparencia Internacional para volver al suspenso de la etapa de mayoría absoluta del PP. Si pasásemos hoy el test de transparencia la puntuación global descendería desde el 93,1% cuando IU formaba parte del gobierno a un 40,4%.

Y junto a la participación y la transparencia, la planificación también se ha dinamitado, Ya no hay modelo de ciudad. El Plan Estratégico también se ha desechado y con ello se paraliza la transformación de la ciudad mediante la planificación y la participación. Vuelve el gobierno movido por los impulsos. Y cuando no hay planificación, transparencia ni participación, entran en escena los intereses particulares y los tratos de favor y el partidismo. Lo de siempre.

¿Una moción/traición para esto? ¿Para eliminar los presupuestos participativos, volver a la opacidad incumpliendo los indicadores de transparencia y eliminar el Plan Estratégico?

También hemos sufrido un RETROCESO SOCIAL. Hoy Marbella es menos solidaria y tiene menos mecanismos para la justicia social. Los derechos sociales son gestionados sin proyecto. A impulsos. Están a merced de los réditos del trabajo del gobierno anterior. Lo demuestro con hechos. Un ejemplo es el Centro de Atención Inmediata para las personas sin techo, que tanto nos criticaron y ahora exhiben como “su” medida estrella.

En cuanto a los cambios que introdujimos para el aumento de las ayudas económicas a familias, la atención a personas en trámite de desahucio o la accesibilidad universal, están estancados. Eso, cuando no han sufrido recortes y cambios de criterios que perjudican a quienes más los necesitan, como la merma en el servicio de intermediación hipotecaria.

Hay menos participación e interlocución con los colectivos sociales y, eso sí, se han apresurado en desmontar el reparto justo de las subvenciones. Desde nuestro gobierno las aumentamos y garantizamos que se diesen con criterios objetivos y evaluables, según criterios técnicos. Igualdad de condiciones y transparencia. Pero PP y OSP vuelven a repartir el dinero público a su antojo, a dedo, mediante convenios nominativos. Un modelo para el clientelismo, cargado de agravios. Destaca en negativo el convenio a ‘Despertar Sin Violencia’, asociación que difunde noticias en favor de los condenados por la sentencia de ‘La Manada’ y que PP y OSP empecinadamente mantienen.

Y mientras en la calle el movimiento feminista hace historia y se abre paso de forma transformadora, el Plan Municipal de Igualdad que aprobamos desde el anterior gobierno, con medidas necesarias como eliminar la brecha salarial, tan marcada en el caso de las limpiadoras a tiempo parcial, está paralizado porque, y es respuesta literal del gobierno “no se han presupuesto partidas económicas” para su desarrollo.

¿Una moción/traición para esto? Para retrotraernos a un ayuntamiento más insolidario, al clientelismo y el dedazo en el reparto de los fondos públicos de todos y que frena la igualdad real entre mujeres y hombres.

Abordemos ahora el RETROCESO EN SOSTENIBILIDAD. Al PP solo parece interesarle la cantidad de Urbanismo que se hace en Marbella, y no su calidad y justicia. En un año de gobierno PP y OSP solo han elaborado un documento de criterios generales para la elaboración de un nuevo PGOU, apenas 20 folios, un corta y pega de lo señalado en el PGOU anterior y, lo más lamentable, sin la participación de la ciudadanía. El Urbanismo no se puede esconder en el maquillaje de cifras y datos, porque lo cierto es que hoy seguimos sin un Urbanismo que nos garantice la recuperación de los equipamientos perdidos y que desde un modelo sostenible se planifique para atender al interés general.

Y en el apartado ambiental, han vuelto a Marbella y a San Pedro las talas. El recorrido es largo, desde Antonio Belón hasta la última destrucción del Palmeral de San Pedro. El gobierno del PP presenta campañas de sensibilidad ambiental que él mismo incumple en el día a día de su acción de gobierno. Y en movilidad sostenible el balance también es negativo. Con el PP pedaleamos hacia atrás. Han parado el Plan Municipal de la Bicicleta y anuncian que van a destruir los carriles bici que construimos.

El disco rayado del PP, el de la Marbella va bien, el del Urbanismo a todo trapo, la limpieza y la seguridad DONDE CONFLUYEN GILISMO Y NEOGILISMO TIENE UNA CARA B. La de la rienda suelta a las privatizaciones: el alumbrado, los jardines, los mantenimientos varios.… La de la opacidad en materia de Personal, mientras hay una causa abierta que relaciona a la alcaldesa con una presunta prevaricación y malversación al contratar de forma fraudulenta a personal en su anterior etapa de gobierno, han nombrado ahora Directores Generales a dedo en un proceso que ha sido anulado por un juzgado. Pero hay siguen. Erre que Erre y con mando en plaza. Quieren hacernos ver que hemos pasado la página del neogilismo, pero la foto vuelve. El último flash, la escoba de oro: desde tiempos del GIL Marbella no había comprado ninguna.

Y también un RETROCESO ORGANIZATIVO. El desmontaje de las Tenencias de Las Chapas y Nueva Andalucía. Vuelven a ser núcleos de segunda. El abandono es claro, proyectos como el Corredor Verde de Las Chapas, la adecuación del Lago de Las Tortugas o la Biblioteca Internacional están liquidados.

Y capítulo aparte merece la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara, que se quiere proyectar como la joya de la corona, pero que tantos disgustos está dando a la ciudadanía sampedreña, muchos se sienten defraudados. Darle más medios y competencias fue una de las coartadas para la moción/traición. Decían que faltaban medios y sobraban ataduras. Ahora entendemos, el personal que faltaba eran cargos de confianza que han subido hasta 11; y la liberación de las ataduras, es la carta blanca de la alcaldesa del PP que ha entregado San Pedro a un proyecto que no cuenta con la gente, que actúa sin planificación, que realiza obras sin modelo, orden ni concierto. Ahí quedan ejemplos como la famosa consulta sobre Marqués del Duero, sacada de la manga para coger aire frente a la presión ciudadana, que fue convocada, manipulada y, al final, cancelada. Un desastre. 7 cargos de confianza eran pocos para San Pedro por eso cuatro más: 11. Pagos y precios de una moción/traición. Y para qué un bólido tan veloz y con tantos caballos como el de la Tenencia si le falta pericia al piloto, oficio al equipo y la jefa de filas se tapa los ojos espoleando la condición temeraria.

¿Una moción traición para esto? ¿Para cargarse las tenencias de alcaldía de Las Chapas y Nueva Andalucía, contratar más cargos de confianza en la de San Pedro y sumir a San Pedro en el caos?

Pero en todo este panorama hay GENTE QUE SE MUEVE. Hay esperanza. Las personas que se organizan, levantan la voz y se movilizan. Desde Izquierda Unida nos ponemos a su lado. Tanto ahora en la oposición constructiva como antes en el gobierno. Las familias que defienden comedores escolares dignos y aquellas, como las de “El Castillo”, que piden un comedor escolar que se les niega; los jóvenes que quieren bibliotecas dignas para poder estudiar; los pescadores que quieren un puerto dragado adecuadamente para poder pescar; las mujeres que quieren una sociedad sin machismos ni brechas; la ciudadanía consciente que reclama y defiende los carriles bici que el PP no hace y los que quiere destruir; los pensionistas que quieren su pensión de hoy y la nuestra de mañana; los artistas y creadores que quieren espacios para exponer y oportunidades para expresarse; los comerciantes que quieren que se cuente con ellos para planificar obras que les afectan o defender el espacio público de la ocupación masiva y la gentrificación; los trabajadores, como los de hostelería, que reclaman condiciones laborales dignas; los colectivos que defienden el patrimonio mientras el PP no dedica ni un euro de los 20 millones que dejamos para inversiones sostenibles a mejoras; los jóvenes que piden un Centro Juvenil y a los que no se les atiende; los clubes deportivos que quieren instalaciones dignas para practicar deporte; los vecinos de Las Petunias que reclaman un Parque en una parcela municipal abandonada; los de las viviendas junto a arroyos que no se mantienen en condiciones adecuadas; los animalistas que quieren garantías de sacrificio cero; los vecinos de Las Chapas o Nueva Andalucía que sufren el abandono; todos los vecinos de las barriadas que se han quedado sin las obras que propusieron en los presupuestos participativos; aquellos que defienden los espacios verdes y la biodiversidad…La Marbella que no se resiste y pide paso. Nuestra esperanza.

Y también es necesario abrir un poco el foco hacia la RESPONSABILIDAD DE OTRAS ADMINISTRACIONES. Hoy abordamos el debate del estado de Marbella y aquí es fundamental también hacer una llamada de atención a la responsabilidad de los gobiernos de Andalucía y España con nuestra ciudad. Estamos ya inaugurando el verano y otra vez sufrimos el colapso de la autovía por la falta de realización de los proyectos necesarios. Rajoy ya se ha ido y no los ha hecho. Ni en Las Chapas ni en Puerto Banús, ni una alternativa al colapso del Trapiche o al acceso a San Pedro Alcántara. Y las playas sin los proyectos de estabilización o saneamiento integral. Sin espigones. En cuanto a la Junta, la ampliación del Hospital Costa del Sol paralizada y las demandas de centros educativos y de salud que no terminan de convertirse en realidades.

EN RESUMEN, en este año con el gobierno de la moción/traición hemos sufrido un retroceso. La moción/traición se confirma como una decepción. Hoy Marbella es menos democrática, menos participativa y menos transparente. También es menos sostenible y más insolidaria y clientelar. Con carencias graves en equipamientos sanitarios, culturales, educativos y deportivos. Con muchas necesidades sociales y de empleo. En definitiva, que no son escobas de oro todo lo que reluce.

Y TERMINO CON DOS MENSAJES. El primero: una llamada a la implicación de la gente. La única lucha que se pierde es la que se abandona. Y el último es una llamada al optimismo. Mucho ánimo para la gente de Marbella, San Pedro, Nueva Andalucía y Las Chapas, ya queda menos de un año para las elecciones, para que podamos conformar un nuevo gobierno justo que apueste por la participación, la democracia, la justicia social, la sostenibilidad, que ponga a las personas, sus necesidades y sus derechos, en el centro de la acción política.