Ojén ofrece la obra de microteatro “El limpiabotas” que aborda el tema de la imposibilidad laboral  El acto, organizado con el Ateneo de Málaga, será el sábado 30 de junio y tiene entrada gratuita hasta completar aforo

Ojén ofrece la obra de microteatro “El limpiabotas” que aborda el tema de la imposibilidad laboral El acto, organizado con el Ateneo de Málaga, será el sábado 30 de junio y tiene entrada gratuita hasta completar aforo

publicado en: Cultura, OJËN | 0

Ojén, 25 de junio de 2018. El Ayuntamiento de Ojén y el Ateneo de Málaga siguen apostando por la cultura en el municipio y en esta ocasión lo hacen a través de la obra de microteatro “El limpiabotas”, que podrá verse de forma gratuita el próximo sábado 30 de junio a partir de las 20.00 horas en el Salón del Plenos del Consistorio ojeneto. Es una obra recomendada para mayores de 17 años.

“El limpiabotas”, protagonizada por Pablo López, es una micropieza gestual de 20 minutos de duración que combina el lenguaje del mimo y la pantomima del clown y que se acomoda perfectamente al género denominado “clown”. Además, se caracteriza por mezclar diferentes estilos dramáticos que hacen de esta obra algo especial, situando al espectador en un viaje cargado de sensaciones y emociones.

Dirigida por David Mena, muestra el día a día de un limpiabotas capaz de desdoblarse de tal manera que crea 16 personajes diferentes en tan solo 20 minutos de espectáculo. Su argumento explora un tema tan actual como es la imposibilidad laboral y plantea cuestiones como “¿Hasta qué punto puede aguantar una persona?, ¿Cuáles son nuestros límites?, ¿Por qué si tenemos ilusión y capacidad de trabajo no podemos ejercer nuestro oficio?”. Una de las personas que no ha soportado dicha presión es el limpiabotas protagonista de esta historia.

Sinopsis
Hay un limpiabotas en tu ciudad que quiere sacarle brillo a tus zapatos. Un artista del calzado, un artesano del cepillo, un profesional de cera y trapo que con gran vocación intenta ganarse el pan de cada día. Basándonos en esta premisa, podríamos contaros cualquier historia; la de un panadero, la de algún vecino de su bloque, algún comediante, un carpintero o un albañil. Pero esta es la historia del limpiabotas, una historia que, en estos tiempos que corren, bien podría basarse en hechos reales. ¡Traigan sus zapatos viejos y sonrían!