IU solicita en sus alegaciones la caducidad y el archivo del expediente de deslinde entre Marbella y Benahavís

IU solicita en sus alegaciones la caducidad y el archivo del expediente de deslinde entre Marbella y Benahavís

publicado en: Noticias Marbella M95, Política | 0

Monterroso: «La propuesta de alteración supone una intolerable pérdida de patrimonio para Marbella y no responde a ninguno de los supuestos legales”

Díaz: «Defendemos que Marbella no pierda ni un metro ni un euro y que los responsables del urbanismo que ha invadido Marbella nos compensen»

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria Por Andalucía (IULV-CA) en el Ayuntamiento de Marbella ha presentado una batería de alegaciones al expediente de alternación de los términos municipales de Marbella y Benahavís en las que justifica la necesidad de que “se declare la caducidad y el archivo del procedimiento”.

El concejal portavoz de IU, Enrique Monterroso explica que “la propuesta de alteración del término municipal de Marbella con Benahavís supondrá una pérdida de casi 200.000 metros cuadrados de terreno a favor de Benahavís, sin que se den ninguno de los supuestos legales. Esta pérdida obedece a una decisión tomada por los alcaldes respectivos, ambos del Partido Popular (PP), sin consulta ni participación de la ciudadanía”.

La alteración propuesta supone una cesión de terrenos de 196.816 metros cuadrados del municipio de Marbella con un importante valor ambiental, patrimonial arqueológico, económico y urbanístico al municipio de Benahavís.

El concejal de IU desmonta la argumentación de la alcaldesa de Marbella ya que, «además de mezclar dos conceptos que nada tienen que ver entre sí como es el urbanismo y los linderos, beneficia descaradamente al Ayuntamiento de Benahavís, que es el que ha urbanizado y construido en suelo del término municipal de Marbella, sin que los sucesivos gobiernos del Ayuntamiento de Marbella hayan hecho valer su jurisdicción, la integridad patrimonial del municipio y su adscripción territorial y administrativa que sobre esos terrenos existe desde la delimitación que se hizo en el año 1873”.

Monterroso es tajante al afirmar que “no podemos permitir este atropello, ya que significaría, no sólo aceptar una pérdida patrimonial injusta, injustificada y alevosa es, además, un desprecio por la historia y por el territorio que conforman la identidad de nuestro municipio desde hace siglos. Es en sí mismo una humillación que pone a prueba la capacidad de respuesta de un pueblo”.

Monterroso censura que “se trate del mismo acuerdo al que llegó la Alcaldesa de Marbella, a la vez representante de esta Administración y residente e interesada como propietaria de parte de los terrenos entregados y el Alcalde de Benahavís. No podemos permitir que se apruebe ya que sería legalizar una serie de hechos consumados y dar amparo a un mal gobierno del territorio”.

IU también argumenta en sus alegaciones la necesidad de «archivar el procedimiento en base a su caducidad, ya que el plazo máximo legal para este tipo de expedientes es de 18 meses, un plazo que venció en julio de 2012, por lo que no existe justificación legal alguna para que siga vivo casi tres años después».

Por su parte, el candidato de IU a la Alcaldía de Marbella y concejal, Miguel Díaz, ha explicado que su formación rechaza la propuesta porque consiste “en quitar a Marbella unas 20 hectáreas, en su mayor parte de suelos completamente urbanizados y edificados, a cambio de tres hectáreas de terrenos baldíos, en posición residual y próxima a la autopista, con muy remotas posibilidades de aprovechamiento”.

Díaz ha dejado claro que “IU defiende que Marbella no pierda ni un metro ni un euro en favor de ningún otro municipio, que se archive el expediente y que se comiencen a exigir responsabilidades y compensaciones a quienes han permitido la construcción irregular invadiendo el término de Marbella para que compensen a la ciudad”.